Art Gallery: Keep the Borderlands Wild

Come celebrate and bear witness to the beautiful wilds of the Sky Island borderlands.

Border wall construction has torn through the Huachuca and Patagonia Mountains in southeastern Arizona, destroying critical habitat for over 109 wildlife species, including the rare big cats, ocelot and jaguar.

In response, artists from across the Sky Island region submitted art to bear witness to the borderlands—and spark hope in others for a brighter future. May these depictions of the borderlands—and the wildlife that depend on them—help you rewild, reconnect to, and rediscover this region’s incredible landscapes, mountain ranges, and habitats.

On this page: Scroll down for photos, art, music, and poetry.

Want to submit your tribute of the borderlands to this art gallery?

Email a high-resolution file of your work (any medium is welcome!) to anna@skyislandalliance.org.

Photos and Art:

Tip: Click or tap on any photo to enlarge it and see artist info/details.

































Music:

Singer-songwriter Fred Shumate shares “Little Dove,” a song inspired by nature and video filmed in the Borderlands of Arizona and Sonora.

Little Dove from San Pedro River Videos on Vimeo.

Stories and Poetry:

Rivers of Arizona

Read the full poem and description here.

By: Julie Swarstad Johnson

La Madre Leopardo y la Fiera Migrante

Allá por las montañas azules que a lo lejos se divisan, al este de Nogales Sonora sucedió.

No se podia distinguir que lamento era el mas desesperado, una leopardo hembra rugía con todas sus fuerzas del lado Norte Americano, por sus cachorros que se quedaron del lado Mexicano, esta salió a cazar, pero una noche que volvía por la sierra del Washington de tras del cerro Tordillo, se topo con una gran valla de hierro, que le impedía seguir a la cueva donde dejo a sus cachorros, por las cañadas se escuchaba el llanto desgarrador de una mujer que clamaba por sus hijos que en las penumbras de la noche se separaron del grupo de indocumentados que se dirigían al norte, ella corrió al sur, quedo del lado mexicano y sus hijos siguieron la vereda mas andada, muy marcada por el trafico que se daba, quedaron dentro sin poder regresar, pues la misma valla que separo a la leopardo de sus cachorros, separaba a la mujer de sus hijos, en aquella terrible situación, a la pobre leopardo se le rodaron un par de lagrimas de gran tamaño, impotente, como sufría el animal, pero la mujer, con gran fiereza lucho, salto la valla sin importarle que la arrestaran corrió una distancia enorme asta dar alcance al grupo en el que viajaban sus hijos, al mirar la escena era difícil distinguir los instintos entre una madre y una fiera, por estar con sus hijos.

Es triste ver, como se le forma esa gran cicatriz,en el vientre a nuestra Madre tierra, con ese muro absurdo, que separa familias tanto humanas, como a los animales que la habitan, se extinguirán especies de animales maravillosos, solo por la arrogancia de otros que son quienes se supone razonan.

By: Chemaly Vasquez